Emsisa cede temporalmente el hotel Fuentemar al Balneario de cara a su apertura para el programa de Termalismo

12:21h
Momento de la firma del contrato de cesión

El alcalde rubrica este acuerdo hasta final de año con la gerente del Balneario, María José Marín, y adelanta que Emsisa ya trabaja en un pliego para la venta de dichas instalaciones municipales, cuyos ingresos se destinarán a nuevas viviendas sociales

Con el objetivo de la puesta en marcha del Programa de Termalismo Social, organizado por el Ministerio de Sanidad y Política Social, a través del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), al cual se encuentra adscrito el Balneario de Chiclana, el Ayuntamiento de Chiclana, a través de la empresa municipal Emsisa, ha cedido temporalmente las instalaciones del hotel escuela Fuentemar a los responsables del Balneario. Así lo han rubricado este mediodía el alcalde y presidente de Emsisa, José María Román, y la gerente del Balneario de Chiclana, María José Marín Vitini, en un acto en el que también han estado presentes el vicepresidente de Emsisa, Joaquín Guerrero Bey y la gerente Eva Verdugo, así como Miguel Mirones, responsable Balnearios Relais Termal, propietaria de casi una decena de balnearios en España, y José Marín, responsable del Balneario de Chiclana.

De esta forma, hasta el próximo 31 de diciembre Emsisa cede las instalaciones municipales al Balneario de Chiclana para la apertura del hotel Fuentemar tras la pandemia del COVID-19, con el fin de poder acoger a los visitantes que participan en el programa de Termalismo Social. “Hemos procedido a la firma del contrato de cesión en precario del hotel a la responsable del Balneario de Chiclana, Pepa Marín Vitini, para la explotación de las instalaciones municipales”, ha indicado el alcalde, quien ha aclarado que “esta acción viene como consecuencia de la situación que la pandemia provocó”. “El hotel normalmente tenía unos gastos e ingresos que generaban equilibrio económico, pero al desaparecer los cursos de formación de la Junta de Andalucía, las pérdidas anuales alcanzaron los 100.000 euros, que se incrementaron con la llegada de la pandemia hasta los 502.000 euros, lo que nos hacía inviable su apertura”, ha comentado José María Román, quien ha explicado que, “al cerrar el hotel, tuvimos que recolocar al personal en distintas instalaciones municipales”.

“Con todas estas circunstancias era muy complejo la puesta en marcha del hotel, hasta que hemos tenido la noticia de la vuelta de los viajes del Imserso hace escasamente 15 días”, ha comentado el regidor chiclanero, quien ha añadido que “la apertura del Balneario, que también tuvo que cerrar como consecuencia del COVID-19, debía llevar consigo la vuelta de la actividad en el hotel para acoger a los grupos de personas que se han acogido a este programa”. “Por ello, en unos días el Balneario se pone en marcha junto con el hotel y así acoger a los grupos de Imserso previstos”, ha manifestado José María Román, quien ha aclarado que “el Ayuntamiento no ha perdido ningún puesto de trabajo, ya que el personal está recolocado en otras dependencias municipales, ni perderá ni un solo euro, ya que los gastos serán asumidos por el Balneario de Chiclana”.

Pliego para la futura venta del hotel

No obstante, hay que aclarar que esta cesión en precario se llevará a cabo hasta final del presente año, por lo que desde Emsisa ya se está trabajando en la elaboración de un pliego de condiciones para la venta del hotel, generándose un paquete de negocio conjunto con el Balneario “de cara a una mayor rentabilidad”. “Por ello, hoy nos acompaña Miguel Mirones, que lleva casi una decena de balnearios en España y que se encargará de la gestión de este proyecto, tras el acuerdo alcanzado con Balneario de Chiclana”, ha indicado el alcalde, quien ha añadido que “así se creará casi una veintena de puestos de trabajo, mientras que el Ayuntamiento dejará de tener pérdidas”. “Y, además, con el dinero que ingrese el Ayuntamiento por la venta del hotel, Emsisa invertirá en vivienda pública, que tanta falta hace en Chiclana”, ha aclarado.

Por su parte, Miguel Mirones ha agradecido a Emsisa “el trabajo realizado para que el producto termalismo siga vigente en un destino turístico de la importancia de Chiclana. Era muy importante que el balneario pueda seguir teniendo un recorrido en el futuro y hoy se ha dado el primer paso con la firma de esta cesión temporal y posteriormente poder llevar a cabo la venta del hotel junto al único balneario de la provincia de Cádiz”. “Creemos que esta solución permite una viabilidad futura y un proyecto sostenible”, ha incidido.

Finalmente, José Marín ha destacado que “la complicada situación que hemos sufrido en estos dos últimos años tenía que solucionarse de alguna forma, por lo que quisiera agradecer al alcalde y a Emsisa las facilidades en las negociaciones con la empresa que llevará a cabo la gestión del Balneario”. “Estamos en buena armonía las tres partes y esperemos que la situación vaya mejorando”, ha concluido.