El Ayuntamiento ejecutará 47 viviendas protegidas en el callejón de Las Delicias

14:15h
Momento de la rueda de prensa

El proyecto, financiado por Emsisa y subvencionado por Gobierno Central y Junta, permitirá a casi medio centenar de familias chiclaneras acceder a la vivienda protegida en régimen especial de alquiler

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha comparecido en rueda de prensa junto al delegado municipal de Vivienda, Joaquín Guerrero, y a la gerente de la empresa municipal Emsisa, Eva Verdugo, para anunciar la próxima ejecución de 47 viviendas protegidas en régimen especial de alquiler, 58 garajes y 10 trasteros en sótano en el callejón de Las Delicias, en la barriada de La Cucarela. Una actuación que cuenta con un presupuesto de 4.614.878 euros.

Durante el acto, José María Román ha recordado que “este Ayuntamiento lleva mucho tiempo sin poder construir vivienda pública, habiéndose entregado las últimas en 2010 y también entonces se puso la última primera piedra. La crisis económica impidió seguir con un proceso y ahora, gracias a un nuevo impulso del Gobierno de España, se ha puesto en marcha el programa de vivienda en alquiler protegida”. 

Además, también ha hecho mención a las 55 viviendas de las que se puso su primera piedra hace unos meses al final de calle Delicias, “que son de iniciativa privada, pero que vamos a alquilar, porque hemos cerrado un compromiso para alquilar esas viviendas desde Emsisa y ponerlas a disposición de la ciudadanía”.

“Han pasado once años sin construir este tipo de viviendas porque los bancos no daban créditos y porque no había dinero público para construir. Ahora se ha puesto en marcha este programa, que nos permitirá tener 102 viviendas en régimen de alquiler en menos de seis meses. Por ello, a la vuelta de unos dos años, esas viviendas las pondrá Emsisa a disposición de todas las personas que solicitan vivienda”, ha afirmado el alcalde de Chiclana.

José María Román también ha recordado que, debido a esta falta de vivienda, “desde Emsisa pusimos en marcha el programa Ciconia, para que aquellas personas que tienen alguna vivienda para alquilar, la ceda a Emsisa y sea la empresa municipal la que se encargue de la gestión para arrendarla, haciéndose cargo del pago al propietario, del pago del IBI, así como de los problemas que puedan ir surgiendo”. Además, ha realizado un nuevo llamamiento a esas personas que poseen viviendas y quieran arrendarlas de forma totalmente segura, parase pongan contacto con Emsisa, “porque no van a tener problema de impago ni de deterioro, puesto que si surge algún problema, Emsisa se hará cargo del mismo”.

En este sentido, el Ayuntamiento de Chiclana, a través de la empresa municipal Emsisa, aportará 3.000.175,50 euros, mientras que 909.702,50 euros serán aportados por el Gobierno de España, a través del Plan Estatal de Vivienda, y 705.000 euros serán aportados por la Junta de Andalucía, a través del Plan Vive. El plazo de ejecución será de 18 meses y el inicio de las obras se estima en unos seis meses, una vez que se tenga la aprobación definitiva y se resuelva la licitación pertinente.

En cuanto al proyecto, indicar que el edificio, cuya superficie a construir será de 4.927,25 metros cuadrados, consta de tres plantas de altura sobre rasante y un bajo rasante. Las plantas baja, primera y segunda son de uso residencial, y un semisótano de garajes. En la planta de cubierta se ubica un castillete para el acceso a ésta, a través de escalera central y de dos ascensores. Así, contará con 15 viviendas en planta baja (12 de tres dormitorios, dos de dos dormitorios y una de un dormitorio); 16 en planta primera (11 de tres dormitorios, cuatro de dos dormitorios y una de un dormitorio); y 16 en planta segunda (tres de tres dormitorios, 12 de dos dormitorios y una de un dormitorio).

Asimismo, indicar que el 90 por ciento de las viviendas son exteriores y el edificio cuenta con un patio central amplio, espacio comunitario y vertebrador, para conseguir la transformación del espacio comunitario en un espacio más amable y participativo, un punto de encuentro y de intercambio que permita albergar otros usos complementarios. En su mayoría son viviendas ‘pasantes’, con ventilación cruzada, en las que el uso de la luz natural juega un papel fundamental tanto en el interior como en el exterior.

Asimismo, resaltar que el proyecto incluye medidas para conseguir la mejor eficiencia energética del edificio, entre otras, aislamiento en las cubiertas y fachadas, utilización de energías renovables en las instalaciones térmicas, mejora de la eficiencia energética de las instalaciones interiores mediante el máximo aprovechamiento de la luz solar y la utilización de luminarias de bajo consumo.