“Para afrontar los retos de futuro que Chiclana tiene por delante es clave la protección de todo su arbolado”

13:28h
el delegado de medio ambiente en sala de prensa del ayto

Roberto Palmero anuncia la inclusión en el próximo Pleno municipal de la nueva Ordenanza de parques y jardines, una herramienta fundamental para la conservación de la masa arbórea de la ciudad

El delegado de Medio Ambiente, Roberto Palmero, ha anunciado en rueda de prensa la inclusión en el orden del día del próximo Pleno ordinario el inicio del expediente para la aprobación de la nueva Ordenanza municipal de parques, jardines, zonas verdes y protección del arbolado urbano de Chiclana. Una ordenanza que tiene como objeto regular la conservación, utilización, uso y disfrute de las zonas verdes independientemente de la clasificación y calificación urbanística del suelo, así como la regulación de las actuaciones de tala, poda o trasplante entre otros muchos aspectos.
Palmero ha puesto en valor el enorme trabajo que se lleva realizando desde la delegación de Medio Ambiente durante los dos últimos años para contar con una ordenanza que “no solo recoge aspectos relacionados con la Ordenanza Municipal de Protección Medioambiental (OMPA) o con cuestiones vinculadas al crecimiento de nuestro municipio o a los cambios en el planeamiento urbanístico que han ido apareciendo con el tiempo, sino que se convierte en una herramienta fundamental para afrontar los retos de futuro que tenemos por delante en Chiclana en los próximos años en cuanto al modelo de ciudad que queremos en el ámbito de la protección de nuestro arbolado urbano”.
Durante su intervención, el delegado se ha referido a las podas salvajes como uno de los grandes problemas a los que se hace frente con esta nueva ordenanza. “Es una de las cuestiones que más nos preocupan y que más se está debatiendo en todos los foros medioambientales. Aquí en Chiclana, en particular, en lo relativo al arbolado urbano se practican podas respetuosas y en las fechas en las que esta actividad está permitida, pero vemos como en el caso del arbolado privado se siguen haciendo podas salvajes que ponen en peligro la supervivencia de muchas especies que se quedan totalmente desprotegidas ante la presencia de plagas tan perjudiciales como la del barrenillo”.
En este sentido, Palmero ha alertado de que “debido al cambio climático, la subida de las temperaturas o la falta de lluvia, en nuestra ciudad tenemos un severo problema con las plagas al que debemos hacer frente y estas prácticas de podas salvajes que muchas personas realizan no hacen más que acrecentar la problemática. Con la nueva ordenanza fijamos un marco regulatorio en el que ponemos a la delegación de Medio Ambiente en el centro de la acción para realizar un control exhaustivo de estas podas que son tan dañinas y así poder proteger la masa arbórea de la ciudad”.
El delegado de Medio Ambiente se ha referido, igualmente, a otros muchos asuntos de enorme relevancia que están regulados a través de la nueva ordenanza, como son los relativos a cuestiones urbanísticas; a las actividades no permitidas en relación a la ejecución de obras; a la vigilancia de las zonas verdes; al diseño de las zonas verdes, favoreciendo las presencia de especies autóctonas en detrimento de las invasoras; al uso de las zonas verdes por parte de los animales domésticos; al estacionamiento de vehículos en estos espacios;  al calendario de fechas permitidas para la realización de podas, o al apartado de las infracciones y las sanciones.
Además, Roberto Palmero ha recordado que la ordenanza llega al Pleno tras haber sido trabajada no solo en el periodo de consulta previa en el que la ciudadanía pudo participar a través de internet, sino también después de la celebración de mesas de trabajo con diferentes colectivos a través del Consejo Municipal de Medio Ambiente. “Ha sido un documento muy debatido y muy trabajado. A partir del primer borrador que obtuvimos, también trabajamos con las delegaciones de Urbanismo, Policía Local u Obras para terminar de pulir una ordenanza que es de las más avanzadas de Andalucía en el ámbito de la protección de arbolado”, explica. “Después de este intenso trabajo llega la hora de su aprobación inicial en el Pleno y, posteriormente, llegará el periodo de alegaciones, una oportunidad más para que la ciudadanía pueda presentar las alegaciones que crea oportunas antes de su aprobación definitiva”, añade. 
Por último, Palmero ha vuelto a hacer un llamamiento a la ciudadanía para su implicación en el cuidado del entorno forestal de Chiclana, haciendo hincapié en que “estamos en una situación de emergencia climática que afecta severamente al arbolado y que requiere un trabajo colectivo al respecto. No sirve de nada que el Ayuntamiento cuide y proteja el arbolado urbano si después en las parcelas privadas no se tratan las plagas o se realizan podas excesivas, porque al final estas prácticas de particulares afectan a todo el conjunto de Chiclana. Tenemos un gran reto por delante y esta ordenanza nos otorga el marco regulatorio óptimo para que entre todos podamos corregir esta situación, trabajando no solo en cuidar y no perder lo que ya tenemos, sino en seguir aumentando nuestra masa arbórea”.