El Ayuntamiento concede 37.000 euros para alimentos navideños a familias chiclaneras

14:14h
Momento del acto

Cruz Roja Española, Coordinadora Nueva Luz, las parroquias Santísima Trinidad, San Juan Bautista, San Sebastián, San Antonio de Padua, Nuestra Señora del Carmen y Santa Ángela de la Cruz, la Iglesia Evangelista y la Asociación Benéfica de Colaboradores Hogar de Nazaret son las entidades que recibirán estas ayudas para la adquisición de los productos para su posterior reparto

El Ayuntamiento de Chiclana y una decena de entidades sociales de la ciudad han firmado sendos convenios de colaboración, a través de los cuales el Ayuntamiento concede un total de 37.000 euros a los colectivos para la adquisición de alimentos navideños, productos de limpieza y de higiene personal para las familias con menos recursos de la ciudad. Así pues, estas entidades son Cruz Roja Española, Coordinadora Antidroga Nueva Luz, las parroquias Santísima Trinidad, San Juan Bautista, San Sebastián, San Antonio de Padua, Nuestra Señora del Carmen y Santa Ángela, la Iglesia Evangelista Bautista de Cádiz y la Asociación Benéfica de Colaboradores Hogar de Nazaret, cuyos responsables han firmado junto al alcalde de Chiclana, José María Román, estos convenios para poder continuar adelante con la labor social tan importante que realizan. 
Las asignaciones totales y anuales concedidas por este convenio en estos vales de alimentos a estos colectivos se reparten en función de las familias que atiende cada colectivo. En este sentido, se concede a Cruz Roja 8.350 euros, la Parroquia San Antonio de Padua recibe 3.600 euros, la Parroquia San Sebastián 6.000 euros, la Parroquia Santísima Trinidad 4.500 euros, la Parroquia Santa Ángela 4.350 euros, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen recibe 500 euros y la Parroquia San Juan Bautista recibe 3.900 euros; la Iglesia Evangélica Bautista de Cádiz recibe 1.400 euros, Asociación Benéfica de Colaboradores del Hogar de Nazaret obtiene 1.400 euros y la Coordinadora Antidroga Nueva Luz recibe 3.000 euros.
Durante el acto, el alcalde ha agradecido la labor de todos estos colectivos, destacando que “tenemos un convenio muy importante con la Asociación de Reyes Magos para que los regalos lleguen a todos los hogares de Chiclana. Detectamos que había huecos que había que llenar y por eso pusimos en marcha esta campaña desde Servicios Sociales para repartir estas cuantías y cubrir las necesidades de los productos navideños y de higiene y limpieza. Así, nos acordamos de los más pequeños y del resto de la familia para que todos tengan esa ayuda, con el objetivo de que tengan lo mismo que en otras tantas casas y no echasen nada de menos. Es un fin loable y creo que es importante explicar que los dineros públicos se emplean en cosas como esta, que es una labor de integración social, porque nos acordamos de todos, sin que nadie se quede excluido y sin que nadie se quede atrás”.
“Si este trabajo lo tuviésemos que hacer nosotros directamente desde Servicios Sociales, tardaríamos más y por ello es mucho mejor hacerlo en colaboración con cada uno de estos colectivos”, ha señalado José María Román, incidiendo en que, “de este modo, cumple al ciudad de Chiclana y cada vecino y vecina con el vecino de al lado, para que todo el mundo se sienta atendido en una fecha tan entrañable, tan bonita y también tan difícil”. Además, ha reseñado la labor fundamental de las personas que forman las Cáritas para desempeñar este trabajo.
Por su parte, el padre Pedro Pablo y arcipreste de Chiclana ha señalado que “son varios los años que se lleva firmando este convenio, que muestra la buena relación entre el Ayuntamiento y los colectivos para poder llegar a todos. Hemos pasado unos años duros entre la pandemia y otras circunstancias y quien más sufren son los más desfavorecidos. Si no existieran estos recursos no podríamos hacer nada, por lo que esta coordinación es buena, ya que beneficia a la sociedad para dignificarla”.
Además, el padre Alberto ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento y ha destacado que “todos los colectivos que estamos aquí tenemos la obligación y la responsabilidad de ir por la vida con un espejo retrovisor para mirar que nadie se nos quede atrás. Las Cáritas parroquiales lo hacemos en nombre de dios, pero damos las gracias al resto de asociaciones, porque entre todos juntos estamos haciendo una ciudad mucho más humana. Las personas de las Cáritas son las que sostienen día a día esta tarea, siendo una tarea bonita, porque se ayuda a los más desfavorecidos”.