Policía Local pone en marcha una campaña de seguridad vial

lunes, 30 septiembre 2019 08:23Prensa |

policia local
Se trata de una iniciativa especial de control del cinturón seguridad y sistemas de retención infantil, que se desarrollará de hoy 30 de septiembre al 6 de octubre

La Delegación Municipal de Policía Local colaborará en la Campaña Especial sobre Cinturón de Seguridad y Sistemas de Retención Infantil (SRI) que ha diseñado la Dirección General de Tráfico. Así pues, desde la DGT se informa que el uso del cinturón de seguridad y de los SRI resulta útil en cualquier trayecto corto o largo, urbano e interurbano. Por ello, todos los ocupantes de un vehículo deben ir sujetos con su sistema de retención adecuado, el recorrido del cinturón de seguridad o del arnés nunca debe ir por encima del cuello y debe ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas y sin holguras.

Además, el cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. El airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que el cinturón de seguridad y el airbag están pensados para funcionar de forma complementaria. No utilizarlo en los asientos traseros supone un gran riesgo, porque en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta ocho veces mayor y protege tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas.

El cinturón alcanza una máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77 por ciento el riesgo de muerte. No llevar puesto el cinturón de seguridad es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores de riesgo en la carretera.

Esta campaña también informa sobre el hecho de nunca llevar a un niño en brazos, ni utiliza elsu mismo cinturón de seguridad para protegerlo, debiendo asegurarse que la silla está bien instalada. Se deben conocer las características adecuadas a la talla, peso y edad de tu hijo y no solo es importante la edad, sino también hay que tener en cuenta la altura y el peso de los niños. El SRI es obligatorio en niños con una altura inferior a 1,35 metros (alrededor de 12 años) y es recomendable que hasta los 1,50 metros los menores sigan utilizando SRI homologados a su talla y peso. En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda ventral ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera. Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador. Nunca se debe ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda y jamás colocar una sillita, sobre todo instalada en sentido contraria a la marcha, con el airbag conectado. 

Además, tampoco se debe bajar la guardia en los trayectos cortos, porque en los trayectos de casa al cole es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo. Los niños deberán viajar en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible, si se puede hasta los cuatro años. Los arneses o el cinturón no deberán ir retorcidos, ni holgados, ni doblados y el SRI debe ir perfectamente instalado y no debe moverse. Por ello, la mejor opción es el anclaje mediante el sistema ISOFIX. Además, la cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre es preciso pasar a otra del grupo superior. Los padres deben dar siempre ejemplo, poniéndose siempre el cinturón.

Para el control de todo ello, la Policía Local establecerá controles específicos en el término municipal durante toda la semana y en diferentes horarios.