Dos detenciones durante el pasado fin de semana

lunes, 1 febrero 2016 13:32Policia Local |

Escudo de la Policía Local de Chiclana de la Frontera

Uno de ellos quitó el cepo y se llevó el vehículo.

Sobre las 4 de la madrugada del sábado cuando agentes de la Policía Local ejercían labores de vigilancia de población por la Crta. De la Barrosa, observaron como un turismo se incorporaba a la vía sin realizar el stop, estando a punto de subirse en una isleta. Acto seguido observaron como realizaba una conducción anómala, en zig-zag, llegando incluso a circular por el carril contrario. En vista de lo anterior, los agentes accionaron los dispositivos de emergencia del vehículo para darle el alto, haciendo el conductor caso omiso. Finalmente y con la colaboración de otro patrullero, consiguieron que se detuviese. Cuando procedían a la identificación del conductor, apreciaron en este síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que se requirió la presencia del grupo de atestados de esta Policía Local. Una vez informado de los derechos y obligaciones que le asisten, el conductor se negó en varias ocasiones a realizar las pruebas, dirigiéndose de forma despectiva a los policías, teniendo que ser trasladado hasta dependencias policiales, tratando incluso de huir. Con todo, se procedió a su detención como responsable de dos presuntos delitos contra la seguridad vial y otro de resistencia. Se identificó como A. J. A. M., de 34 años, con domicilio en Chiclana, constándole antecedentes por una falta de lesiones.

Durante la mañana del domingo, en un control preventivo de alcoholemia y documentación realizado en uno de los accesos a la ciudad, agentes de esta Policía Local procedieron a dar el alto de manera aleatoria a un vehículo. Al requerirle la documentación al conductor, este manifestó no poseer seguro obligatorio, comprobando los policías que, además, no había presentado la inspección técnica periódica en el plazo establecido, siendo denunciado administrativamente por ambas infracciones. El vehículo fue inmovilizado mediante cepo, siendo advertido su conductor de las consecuencias de quitarlo por iniciativa propia. Horas más tardes se comprobó que el vehículo no estaba en el lugar donde fue inmovilizado, encontrándose solo el cepo. De inmediato los agentes se desplazaron hasta el mercadillo de Campano, donde fue localizado el vehículo y su propietario, F. F. A., de 54 años, vecino de Conil, procediéndose a su detención como responsable de un presunto delito de desobediencia grave. Realizada la consulta de antecedentes, al detenido le constaba una reseña por hurto y de delito de usurpación.