Detenido por quebrantar una orden de alejamiento

lunes, 4 enero 2016 11:52Policia Local |

Escudo de la Policía Local de Chiclana de la Frontera

Se encontraba en las inmediaciones del domicilio de la víctima.

El día 31 de diciembre, poco después de las 1 de la madrugada, un vecino de la C/. San Germán realizó llamada telefónica a la Jefatura de la Policía Local, alertando de fuertes golpes en una casa que estaba deshabitada. De inmediato se desplazó una patrulla hasta el lugar, observando la puerta de la casa abierta y en su interior a dos mujeres, las cuales fueron invitadas a salir de la misma. Una vez identificadas, se les intervino un martillo, un cincel, una cadena con candado y unas llaves. Una de ellas portaba un bolso, indicándole los agentes que vaciara su contenido, al objeto de comprobar que no portaba más herramientas, a lo cual se negó rotundamente. Tras reiterarle en varias ocasiones lo anterior, finalmente accedió, comprobándose que portaba una sustancia de color marrón, presumiblemente hachis, en diversos formatos, haciendo un total de 115 gramos aproximadamente. Ante estos hechos, se procedió a la detención de A. M. H., de 53 años, natural de Sevilla, como responsable de un presunto delito contra la salud pública.

Sobre las 6 de la mañana del día 1 de enero, una mujer realizó llamada telefónica, ya que su expareja, de la que tenía una orden de alejamiento en vigor, no parada de molestarla a través del telefonillo de la vivienda y por el móvil. Personados los agentes, y tras varias rondas por la zona, no se observó a nadie, realizando llamada nuevamente la mujer, indicando que el hombre se encontraba en la puerta trasera del bloque. Tras ser localizado e identificado, se corroboró que la orden de alejamiento estaba en vigor, procediéndose a la detención de A. J. P. M., de 38 años, con domicilio en la ciudad, como responsable de un presunto delito de quebrantamiento de condena.

Sobre las 8.30 horas del mismo día, se personó en dependencias policiales un ciudadano solicitando colaboración policial, ya que momentos antes había tenido un accidente de circulación y no existía acuerdo entre ambas partes. Atendido el requerimiento, los policías fueron hasta el lugar indicado, a pocos metros de Jefatura, observándose allí a los dos vehículos. Puestos en contacto con ambos conductores se comprobó que el accidente había tenido lugar en otro emplazamiento, observándose que uno de ellos presentaba síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Una vez informado de los derechos y obligaciones que le asisten, se efectuaron las correspondientes pruebas de detección alcohólica, arrojando resultado positivo. Con todo lo anterior, se instruyeron diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial a L. R. C., de 22 años, con domicilio en San Fernando, procediéndose a su detención.

El domingo, a las 9 de la noche, un vecino de la C/. Francisco Liñán Barberá avisaba a la Policía Local de un individuo que se encontraba forzando una máquina de bolas en el patio interior de la urbanización, facilitando su descripción. Personados de forma inmediata, y tras varias rondas por la zona, se localizó al mismo. Tras un primer cacheo, el hombre portaba en el bolsillo del pantalón 155 euros en monedas. Así mismo se averiguó que la máquina expendedora forzada, pertenecía a un comercio cercano. Una vez identificado, y tras ser informado de sus derechos, se procedió a la detención de C. S. D., de 25 años, con domicilio en la ciudad, como responsable de un presunto delito de robo con fuerza, constándole antecedentes, además de por el mismo motivo, por falta contra el patrimonio.

El día 4 de enero, sobre las 4 horas, agentes de la Policía Local llevaron a cabo un control de alcoholemia y documentación en la zona de costa. Durante el mismo, los agentes fueron dando el alto de manera aleatoria a varios vehículos, si bien, cuando procedían a la identificación de uno de los conductores, observaron que presentaba fuerte olor a alcohol y habla pastosa y repetitiva. En vista de lo anterior, procedieron a realizar las pruebas de detección alcohólica, arrojando resultado positivo. Con todo, se procedió a la detención de J. A. F. M., de 27 años, con domicilio en Chiclana, siendo imputado por un presunto delito contra la seguridad vial.