Facebook | Twitter | Rss | Youtube

Navegando por: Inicio

El Ayuntamiento pone en marcha el Programa Municipal de Cesión de Viviendas Deshabitadas

viernes, 23 junio 2017 08:39Prensa | Agenda alcalde |

Momento de la rueda de prensa.

El alcalde presenta este nuevo proyecto, cuyo objetivo es dar respuesta a la demanda de vivienda existente en la localidad, gracias a un alquiler social que gestionará la Empresa Municipal Emsisa

 

El Consistorio destinará más de 200.000 euros a este novedoso programa, que permitirá poder ayudar a más de cien familias del municipio a lo largo de todo el año

El alcalde de la ciudad, José María Román, y la delegada municipal de Vivienda, Carmen Jiménez, han presentado el Programa Municipal de Cesión de Viviendas Deshabitadas, que el Ayuntamiento pondrá en marcha desde la próxima semana. Se trata de un programa por el que el Consistorio, a través de la Empresa Municipal Emsisa, alquilará por un tiempo máximo de cinco años viviendas a particulares, con el objetivo de destinarlas al alquiles social, dando así respuesta a la demanda de vivienda existente en la localidad. De esta forma, el equipo de Gobierno pone en marcha este novedoso programa, que pretende “facilitar el acceso a la vivienda, porque son muchas personas las que demandan una”, ha explicado al alcalde, que también ha especificado que este programa también da solución a los propietarios de inmuebles que no se atreven a alquilar por miedo al impago.

En Chiclana, la crisis económica ha propiciado que numerosos inmuebles hayan quedado en poder de las entidades financieras tras procedimientos de ejecución hipotecaria, y actualmente, no logran darles salida en el mercado de compraventa. Asimismo, son muchos los promotores privados que han visto como levantaban edificios de viviendas que luego no lograban vender. Todo esto ha supuesto un aumento considerable en el stock de viviendas vacías del municipio, que en muchas ocasiones han sido ocupadas irregularmente por familias que no podían hacer frente a un alquiler de mercado.

José María Román ha incidido en que el objetivo de este programa es captar viviendas deshabitadas, pertenecientes a particulares, para incrementar el parque público de viviendas en alquiler, mediante la cesión de uso de las mismas a Emsisa. “Así, se facilitaría el acceso a la vivienda a las familias con menores ingresos, especialmente las que se encuentren en situaciones de emergencia o en riesgo de exclusión social, previamente inscritas como demandantes de vivienda en el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de Chiclana”, ha explicado el regidor, señalando que este registro cuenta en la actualidad con un censo de 2.422 personas. De esta forma, al ser Emsisa la encargada de abonar dicho alquiler, el propietario se garantiza el pago de dicha cuota.

La cesión se llevará a cabo a través de un convenio que autorice la gestión de la vivienda y la cesión de su uso a Emsisa por un plazo de cinco años, prorrogables. En dicho convenio se pactarán los términos en que se llevará a cabo la gestión de las viviendas, su mantenimiento, conservación y reparación de desperfectos, plazo y prórroga, así como aseguramiento del cobro de la renta, en su caso. De esta forma, Emsisa destinará la vivienda al alquiler social o a otra forma de cesión de uso a personas, unidades familiares o unidades de convivencia inscritas en el RMDVP del municipio.

El alcalde de Chiclana ha destacado que el Ayuntamiento destinará más de 200.000 euros a la ejecución de este programa, “permitiendo esto poder ayudar a más de cien familias durante el año”. En este sentido, la contraprestación establecida oscilará entre los 150 y los 275 euros, dependiendo del número de habitaciones de la vivienda. De esta cantidad, los arrendatarios sólo abonarán una parte, haciéndose Emsisa cargo del resto Emsisa.

La persona interesada en incluir una vivienda en el programa se deberá dirigirse a Emsisa y presentar la petición a través del Registro de Entrada. Los técnicos de la empresa municipal estudiarán la solicitud y verificarán el cumplimiento de los requisitos establecidos. Asimismo, realizarán una valoración de los aspectos técnicos más relevantes de las viviendas de cara a su arrendamiento. En un plazo no superior a 30 días desde la recepción de la solicitud, emitirán el correspondiente informe y lo elevarán a la dirección de la empresa para que resuelva sobre su inclusión en el programa.

Con respecto al programa, el alcalde de Chiclana ha hecho hincapié en que “lo afrontamos con plena conciencia y determinación, sabiendo que es un proceso nuevo y que debemos ver cómo evoluciona. Por ello, este proyecto tan importante e interesante estará abierto a las modificaciones que sean necesarias para su mejora en beneficio de los usuarios”.

José María Román también ha recordado que este proceso vendría a sumarse al trámite que se está realizando para poder construir 18 viviendas de protección oficial, financiadas por Unicaja, “y que serán las primeras en siete años que se construirán en Chiclana como viviendas públicas”.

Noticia vista: 140 veces