Facebook | Twitter | Rss | Youtube

Navegando por: Inicio

El alcalde preside el acto de descubrimiento de una placa en recuerdo de Ana María Rodríguez, la ‘santanera’

miércoles, 8 mayo 2019 08:23Prensa | Agenda alcalde |

Momento del acto

El evento, que se ha desarrollado en la ermita de Santa Ana, donde ella nació, vivió y murió, ha congregado a decenas de fieles y vecinos de Chiclana

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha presidido este martes el acto de descubrimiento de una placa en recuerdo de Ana María Rodríguez Morales, la ‘santanera’, fallecida el 25 de enero de 2018 y que desde su nacimiento en 1932 vivía y cuidaba la ermita de Santa Ana. Un acto que ha contado con la presencia de miembros de la Corporación, el párroco de la Parroquia de San Juan Bautista, Juan Manuel Daza, familiares de la ‘santanera’, así como representantes del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, asociaciones de vecinos, centros educativos de Chiclana y ciudadanía en general.

En este sentido, hay que destacar que, meses atrás, se recibe escrito dirigido al alcalde con la conformidad de la Parroquia de San Juan Bautista y la adhesión del Consejo Local Hermandades y Cofradías, AVV Ermita de Santa Ana, AVV Mayorazgo Alto, AVV Tierno Galván, AVV Fuente Amarga, CCPP Residencial La Cartuja, Centro de Mayores Santa Ana, CEIP Tierno Galván, CEIP Nuestra Señora de los Remedios, Urbanización La Pedrera, así como de 305 firmas,  en el que se indicaba literalmente que “en consideración a la labor realizada por Doña Ana María Rodríguez Morales, en el mantenimiento del culto a Santa Ana durante toda su vida en la ermita de Chiclana, solicita colaboración del Ayuntamiento y se proceda a la colocación de una placa en su memoria en el patio de la Ermita”.

Por ello y gracias a la financiación de CEMABASA, se ha procedido a la realización de una placa en recuerdo de Ana María Rodríguez Morales, que desde hoy preside la vivienda en la que la ‘sanatera’ vivió desde su nacimiento. “Agradecer a todas las personas que hoy se han acercado hasta la ermita de Santa Ana para rendir este merecido homenaje a Ana María, entre ellos, al antiguo alcalde de Chiclana, José de Mier, ya que durante su etapa al frente del Ayuntamiento se llevaron a cabo distintas actuaciones de mejora en el cerro de Santa Ana y en la propia ermita”, ha expresado José María Román, quien ha indicado que “Ana María dedicó toda una vida por Santa Ana, ya que nació, vivió y murió aquí, al igual que sus padres, que también vivieron aquí”.

“Fueron muchísimos años de dedicación y un trabajo muy complejo, ya que era casi una plena disposición al público, no solo los martes sino también el resto de la semana”, ha comentado el alcalde de Chiclana, quien ha añadido que, “más allá de lo que supone Santa Ana para toda la Bahía y para los chiclaneros, hoy estamos aquí para hacerle un reconocimiento del pueblo de Chiclana a una persona, que se desvivía para que la ermita siempre estuviera en condiciones de cara a la visita todos los martes de chiclaneros y vecinos de la Bahía”.

Por su parte, Juan Manuel Daza ha destacado que “hoy homenajeamos esa fe de las personas sencillas que se fundamentan en un amor a Dios, a través de Santa Ana y de la Virgen María”. “Ana María era una persona sencilla, que entregó toda su vida a Santa Ana”, ha indicado el párroco de la Parroquia de San Juan Bautista, quien ha añadido que “este pequeño homenaje es un momento de cariño y ternura por ella”. 

Finalmente, María del Carmen Marín, hija de la ‘santanera’, ha leído un escrito sobre la vida de Ana María Rodríguez Morales y ha agradecido el impulso de entidades y particulares para que en la jornada de hoy se llevara a cabo este acto. “Con su sencillez como madre, abuela y maestra hemos de recordarle y agradecerle su paso por esta vida”, ha expresado.


Biografía

Ana María Rodríguez Morales, santanera en la ermita de Santa Ana desde 1962, nació en el año 1932 en la misma ermita. Menor de seis hermanos e hija de Carmen Morales y de Juan Rodríguez, santaneros, fue la única que nació en la ermita. En 1961 se casó con Cristóbal Marín Díaz y vivieron 50 años de matrimonio junto con sus tres hijos en la ermita, hasta el fallecimiento de su esposo en el año 2011. Ella continuó su vida en la ermita hasta el 25 de enero de 2018, cuando falleció a los 85 años de edad.

Así pues, Ana María Rodríguez nació, vivió y murió en la ermita de Santa Ana. Una persona servicial, dedicó toda su vida al cuidado de la imagen de Santa Ana y su ermita, recibiendo a todos los que acudían cada martes, así como en la festividad de la Santa el día 26 de julio.

Noticia vista: 102 veces