Facebook | Twitter | Rss | Youtube

Navegando por: Inicio

El alcalde entrega un local del Centro Cívico El Cerrillo a la Asociación Club Deportivo Silvestrista Chiclanero

martes, 19 junio 2018 07:39Prensa | Agenda alcalde |

El silvestrismo es la afición a la captura y cuidados de ciertos pájaros de campo, con el objeto de su adiestramiento al canto, trabajando con especies como el jilguero, el verderón o el pardillo

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha presidido el acto de entrega de llaves y cesión de local en el Centro Cívico El Cerrillo a la Asociación Club Deportivo Silvestrista Chiclanero. Un acto en el que también han estado presentes la delegada municipal de Participación Ciudadana, Mª Ángeles Martínez Rico, así como el presidente de la entidad, Alejando Sánchez, y otros integrantes de la misma como Bartolo López.

José María Román ha recordado que esta entidad tenía anteriormente su sede en el Pabellón Ciudad de Chiclana, pero el horario en muchas ocasiones no les permitía hacer uso de dichas instalaciones. “Este espacio era un antiguo almacén, se ha acondicionado y ha quedado una oficina magnífica”, ha señalado el alcalde, que también ha incidido en que esto sirve para potenciar aún más el Centro Cívico El Cerrillo, en el que también podrán hacer uso de otras dependencias como la sala de reuniones, el salón de actos o el patio para cualquier evento que quieran organizar.

Cabe destacar que el silvestrismo es la afición a la captura y cuidados de ciertos pájaros de campo, con el objeto de su adiestramiento al canto, trabajando con especies como el jilguero, el verderón o el pardillo. “Aquellos pájaros que no sirven para el canto, volvemos a dejarlos en el campo”, ha explicado Bartolo López, mientras que Alejandro Sánchez ha incidido en que “todos los integrantes de la entidad están federados”.

También han explicado que “contamos con dos periodos de capturas al año, uno invernal, al que vienen muchos aficionados por nuestra cercanía al Estrecho de Gilbraltar, y el segundo periodo es el estival, en el que se capturan las crías para educarlas”. “No podemos coger todos los ejemplares que queramos, ya que tenemos un cupo de dos o tres crías al año. Si una vez capturado el pájaro no canta, lo devolvemos al campo”, han reseñado.

Ellos mismos se consideran capturadores y educadores. “Muchos nos tachan de cazadores, pero no lo somos, puesto que capturamos y educamos”, han incidido, explicando que ahora se trabaja con la tecnología para educar en el canto, usando compact disc y no los reclamos de siempre. “Hay veces que ninguno de los pájaros con los que trabajas durante un año entero sirven para el canto y en ese caso, soltamos a esos ejemplares y empezamos desde cero con otros”, han señalado, explicando también que una vez que se capturan los pájaros deben acostumbrarse al nuevo hábitat y, en el caso de que no lo consigan, son devueltos al campo.

Noticia vista: 138 veces